Rituales de la noche de San Juan

La noche del 23 al 24 de Junio, es reconocida por muchas culturas en todo el mundo, como una de las noches más mágicas del año.

Coincide con la entrada del verano, cuando la naturaleza alcanza su máximo esplendor y se recogen las cosechas sembradas en el Otoño.

Es en este momento cuando el sol alcanza el Zenit (su máxima altura en el horizonte) y las horas de luz al día, comienzan a disminuir.

En muchas culturas, es una noche especial para la fertilidad, haciendo honor a la Pacha mama (madre tierra para los incas).

Para hacer la ofrenda a la Madre tierra hay que:

  • clavar un cuchillo en el suelo
  • escabar un agujero en la tierra
  • arrojarle semillas que será el pago que le haremos
  • poner nuestras peticiones en un papel y luego opcional añadir algún cuarzo de nuestra propiedad.

El fuego, como elemento purificador, se usa en numerosas tradiciones como hogueras. En algunos pueblos, los hombres caminan sobre las brasas, portando a la mujer “a costaletes”.

Ayuda durante esos tres días del 21 al 23 de Junio, vestirnos de negro y hacernos conscientes de nuestras sombras, aquellos aspectos no sanados en nuestra psique que nos boicotean para cumplir nuestros sueños.

El día del ritual es importante además vestirse de blanco como símbolo de purificación.

El elemento agua, es otro de los elementos necesarios, por lo que se suele a media noche, bañarse en las aguas de alguna playa o río cercanos.

No es casualidad, que su patrón sea San Juan Bautista. Ya que fué en un río donde bautizó a Jesús, como símbolo de renacimiento.

En Galicia, fuego y agua se unen con la elaboración de la típica “Queimada”, donde se quema una bebida alcohólica, mientras se recita un conjuro para la buena suerte a lo largo del año.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *