Libros para colorear mandalas, para niños y adultos.

Los libros de mandalas para colorear, son de los dibujos orientales más conocidos. Gracias a ellos los mandalas han llegado al gran público.

Libros de mandalas para colorear adultos

Tienes desde libros más currados para colorear para adultos hasta los libros de mandalas sencillos para colorear  para niños que irán desarrollando sus capacidades poco a poco.

Y como se necesitan colores para poder pintar, también te traigo una selección de los mejores rotuladores, lápices, pinturas acrílicas, etc.. para colorear libros de mandalas.

Rotuladores para colorear

¿A qué estás esperando?, libera tu creatividad de la prisión del intelecto y disfruta pintando los maravillosos mandalas.

No olvides pasarte por nuestra página de mandalas para niños.

Beneficios de la terapia con mandalas

Pintar mandalas relaja, imbuye a la persona hacia su propio interior, que solo puede manifestarse cuando se acalla la mente y el ego se suaviza.

Aquieta la mente, de la manera en la que las vocecillas internas se apagan y surge el SER VERDADERO. Este SER, solo puede manifestarse cuando se acalla el EGO y lo hace a través de nuestra creatividad.

Beneficios de pintar mandalas en niños

Pintar es divertido y más cuando eres niño, tanto que a un niño cualquier superficie plana y algo porosa para retener la tinta, le resulta ideal para pintar y le da igual que sean las hojas, las mesas o incluso las paredes.

Con la pintura de mandalas, se puede conducir al niño hacia un estado de relajación y concentración dificilmente de conseguir con otros medios.

En un mundo donde el niño recibe constantes estímulos que le dificultan centrar la atención en una sola cosa. El mandala es eficaz para aquellos transtornos de déficit de atención.

Además mejora las conexiones neuronales ayudando a un mejor desarrollo del cerebro y disminuye los procesos inflamatorios.

Psicología en libros de colorear para niños

Gracias a los libros para colorear y los dibujos de nuestros hijos, podemos descubrir que es lo que pasa por su mente y corazón, su personalidad y como se relacionan con el ambiente que los rodea.

Para poder interpretar la psicología de un niño a través de sus dibujos, es importante fijarse en los detalles, la posición del dibujo, el tamaño, así como la presión y el trazado.

Una de las maneras más sencillas es interpretando los colores que emplea. Así cuando tu niño pinte un mandala, podrás ver la predominancia de uno u otro color para intuir sus sentimientos.

Decir que esto es efectivo porque pintar un mandala no es algo que haga pensando demasiado, sino más bien es un fluir que hace brotar hacia fuera lo que hay dentro.

Niños que pintan con color Rojo

El rojo es un color muy frecuente en los dibujos de los niños por su gran intensidad. Usado con moderación, indica de la personalidad energética y apasionada de un niño. Ahora bien, el exceso de este color puede darnos pistas de un cierto desequilibrio, hostilidad y agresividad en la forma de ser de un infante.

Niños que pintan con color Naranja

Son indicativos de niños sociables y activos, que necesitan el contacto con la gente. Rápidos e impulsivos, estos niños pueden tener dificultades para concentrarse en una tarea o disfrutar de las actividades más tranquilas.

Niños que pintan con color Marrón

Es el color por excelencia de los niños responsables y prudentes. Usado en exceso, puede indicar un niño abrumado por responsabilidad, de una gran madurez que sin embargo pueda ir en detrimento de la alegría y despreocupación de la infancia. Tal vez por tener que asumir responsabilidades no adecuadas para su edad.

Niños que pintan con color Amarillo

Este color tan llamativo, suelen usarlo niños sociables, alegres y muy vitales. Cuando su utilización es excesiva, el dibujo puede hablar de tensiones o conflictos emocionales en el entorno familiar o escolar del niño.

Niños que pintan con color Verde

Es color de niños tranquilos y con mucha sensibilidad, que puede tornarse en rebeldía e inadaptación, sobre todo si lo usa para colorear cosas que realmente no son verdes.

Niños que pintan con color Azul

Es el color de la calma, el sosiego y el equilibrio. Es el color que predomina en los niños más tímidos e introvertidos, aunque también es un color de niños sensibles y reflexivos. Algunas veces puede esconder un transtorno de eneuresis nocturna.

Niños que pintan con color Violeta

El violeta es el color de la espiritualidad, la transmutación de las emociones, el viaje a las profundidades. Por lo que puede hablar de un niño melancólico. Si es un color predominante, habla de insatisfacción con la vida. Una emoción que conviene ponerle freno de inmediato.

Niños que pintan con color Rosa

Aunque lleno de clichés, el rosa no es un color exclusivo de niñas. Se trata de niños soñadores a los que le gusta vivir en mundos imaginarios. Pueden indicar la necesidad de escapismo o también ser un signo de creatividad. Es un color muy asociado a las características del niño Piscis.

Además de libros para colorear en esta tienda podrás encontrar: